García Tejerina anuncia la tramitación de una orden ministerial para facilitar la financiación a las explotaciones afectadas por la climatología adversa

Compartir

Esta financiación por volumen de 90 millones de euros estará subvencionada por parte del Ministerio

10-05-2017  

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha avanzado que su Departamento está tramitando una orden para facilitar la financiación a las explotaciones afectadas por la climatología adversa, financiación por volumen de 90 millones de euros que estará subvencionada por parte del Ministerio e incluirá un año de carencia.

Isabel García Tejerina hacía estas manifestaciones esta mañana en Salamanca, donde ha intervenido en el Foro de la Gaceta Regional de Salamanca sobre la importancia del sector ibérico en la economía salmantina.

En relación con la situación de sequía, García Tejerina ha explicado que el Ministerio de Agricultura ofrece ayudas todos los años a través de los seguros agrarios, no solo ante la sequía, sino para el conjunto de las incidencias climatológicas.

De esta forma, la ministra ha explicado que a lo largo de estos últimos años el Gobierno ha mejorado las medidas en relación con el seguro agrario, con iniciativas tan importantes como poder fraccionar los pagos del seguro. Según el Programa de Seguros aprobado por el Ministerio, está garantizada la subvención del 65% del coste de la prima, el máximo autorizado por la Unión Europea, en el módulo 1, que garantiza el valor de las pérdidas de la explotación cuando estas son superiores al 30%. Se trata de, al menos, 212 millones de euros de apoyo por adelantado ante las incidencias climatológicas.

Además, el Ministerio ha dado instrucciones a Agroseguro para que, a la mayor brevedad posible, tramite y haga llegar a los agricultores las indemnizaciones por estas incidencias.

Al mismo tiempo, García Tejerina ha detallado que existen otras apoyos indirectos a través de los ajustes fiscales en los índices de rendimiento neto de los agricultores. En concreto, el pasado jueves se publicó la orden que autoriza descontar una tercera parte del IRPF para agricultores de cereales, cultivos extensivos y ganadería extensiva. Se trata de una medida con efectos directos sobre la liquidez de las explotaciones, al reducir en 325 millones de euros la base imponible, de los que 61 millones corresponden a Castilla y León.

 

Fuente: MAPAMA